18N – Dejar de protestar para empezar a exigir

escrito por Frente Cívico de Fuenlabrada el Lunes, 18 noviembre 2013 en Manifestaciones y Opinión con 0 comentarios

Escrito por Sergio,
miembro de Frente Cívico Somos Mayoría de Fuenlabrada.

ExigeTuEmpleo_CARTEL2_1

Este próximo Lunes tenemos una importante cita en nuestra ciudad, Fuenlabrada: la realización de una concentración de los y las trabajadoras por uno de sus derechos esenciales, el empleo, que está siendo violado sistemáticamente por un sistema, el capitalismo, que ha demostrado ser incapaz de garantizar los derechos humanos de la mayoría social.

¿Por qué?

Porque sin empleo digno estamos muertos. Es imposible sobrevivir y disfrutar sin tener ingresos con los que alimentarte, sin poder pagar la vivienda a final de mes o no poder pagar la educación de niños y niñas. Pero la solución no puede pasar por la reducción de los salarios y los derechos laborales, para empezar porque no es la solución, y para seguir porque un empleo debe servir para, al menos, garantizarte alimentación, vivienda, sanidad o educación, pero también para garantizar el acceso a la cultura y a un ocio que garanticen el completo desarrollo personal y social de la persona.

También creo que es importante la movilización social a nivel local, que no todo sean grandes manifestaciones en Madrid, sino que aquellos que están más cerca de nosotros y representan al poder se vean cercados por la mayoría social puteada y de esta forma vayamos consiguiendo que el miedo cambie de bando y se vean obligados a obedecernos.

¿Cuando y donde?

El Lunes 18 de Noviembre a las 18h en la sede del Partido Popular de Fuenlabrada (c/Francisco Javier Sauquillo 33). El día viene a reforzar la semana de lucha elegida para reforzar y dar a conocer las marchas por el empleo impulsadas a nivel estatal de cara al 22 de Marzo. El lugar se debe a que, a pesar de haber muchas más entidades con responsabilidad de la situación actual (PSOE, la banca, los grandes empresarios, la UE…) es necesario señalar al Partido Popular como aquellos que tienen el poder actualmente para dar un golpe de timón en este barco que se va a pique y por ello, como lo que pretendemos no es simplemente protestar sino exigir, nos dirigimos a ellos.

¿Servirá de algo?

Sin duda. Evidentemente no se trata de una llave mágica que vaya a hacer que el martes vivamos en un paraíso. Sin embargo, considero que es de vital importancia visibilizarnos en el ámbito local. En primer lugar entre nosotros y nosotras, para reconocernos, para tomar contacto, y sobre todo para generar confianza y seguir organizándonos para dar los siguientes pasos en la lucha contra la clase dominante. En segundo lugar para que se nos visibilice, para demostrar a quienes apoyan este austericidio que estamos ahí y que no tenemos miedo, sino que, muy al contrario, quienes deberían empezar a preocuparse son ellos porque sabemos quienes son y nuestra vida y dignidad no se negocia.

Para finalizar, sólo diré que creo sinceramente (y no sólo porque haya sido partícipe de su elaboración) que la campaña en cuestión está cuidada, bien enfocada y que supone una novedad a pesar de tener la apariencia de “una más”. Está cuidada porque tiene un mensaje claro, que huye de paternalismos o de reivindicaciones vacías, y que parte una realidad que va estando cada vez más clara: si no cambiamos esto, los empleos dignos y de calidad serán cosas del pasado que quienes hayan tenido suerte en la época de “bonanza” podrán contar a nuestras nietas como nuestras madres y abuelos nos hablaban de los grises y la guerra. Está bien enfocada porque huye de imágenes accesorias y se centra en el principal problema que percibe la mayoría social en el día a día: el empleo. Y supone una novedad porque no se trata de una acción defensiva ante un nuevo ataque del sistema, sino que pretende otra cosa: comenzar la ofensiva contra la minoría dominante poniendo sobre la mesa nuestras exigencias. Por todo ello, pero sobre todo por esto último, creo que es importante que la acción sea exitosa y seamos capaces de poner sobre la mesa que somos mayoría los y las que estamos jodidas por la minoría que se lucra a nuestra costa, que sabemos quienes son y lo que pretenden, y que sabemos lo que queremos y estamos dispuestos a exigírselo con todas nuestras fuerzas.

Porque la democracia no es servir a los mercados sino a las personas:

EXIJAMOS EMPLEO DIGNO

LUCHEMOS Y VENCEREMOS